malabarista circense ochentero

Había una vez… un día muy importante de mi vida, en el que una linda amiga  me regaló una pequeña cajita que había hecho ella. Me dijo que servía para que yo guardase:  “mis deseos más anhelados, mis secretos más grandes y los momentos más apreciados de mi vida”.

Esa caja verde, roja y dorada, se ha transformado en una metáfora de lo que deseo conservar y de lo que no. Todas las vivencias que me producen emociones que quiero recordar, entran en mi corazón y se deslizan silenciosamente a este pequeño escondite. Allí duermen muy tranquilas acompañadas unas de otras.

Ella también me aconsejó que tuviese cuidado con lo que deseaba guardar. Consejo muy importante ya que, de vez en cuando, se puede colar algún destello fugaz que nos despierta a tod@s produciendo caos y confusión.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A veces esos apreciados momento cobran vida a través de la imaginación. El “Malabarista Circense Ochentero”, ha nacido de un instante muy feliz. 😉

Anuncios

4 pensamientos en “malabarista circense ochentero

¿Te gustaría dejarme un comentario? Seguro tus palabras me pintan una gran sonrisa

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s