se busca hada madrina

Tengo un problema… Por suerte solo tengo uno… Necesito urgentemente un Hada Madrina que me conceda algunos deseos. ¿Alguien del otro lado de la pantalla conoce alguna? ¿Me la puede prestar para mañana o para todo el fin de semana?

Se busca Hada baja

Conozco un método científico altamente eficaz para obtener su confianza. Le pueden decir, que tengo la cabeza repleta de mariposas y pájaros de colores. Les recuerdo que, a “Cenicienta”, le funcionó a la perfección. Ahora que lo pienso, casi lo mismo le sucedió a la “Blanca Nieves”… ¡Ahhhhhhh! pero es muy importante que no me envíen un “Hada” especialista en príncipes azules. Lo de llevar zapatitos de cristal, no pega con mi “look”. Soy una chica más bien rural. Ese tipo de Hadas no me interesan. Prefiero las que te dejan decidir en otros ámbitos de la vida. Hay cosas más importantes que vivir en un castillo subordinada a los caprichos de un “apuesto” príncipe. Al menos a mí, me lo parece.

Respecto al polémico tema, también hay otras cuestiones importantes. ¿Existen los “Hados Padrinos”?, me parece que en el supuesto caso de que este título de ayuda a la comunidad sea otorgado a un macho, deja de llamarse Hado y se le denomina “Genio”. Los Genios suelen servir a seres humanos de su mismo sexo. En este preciso momento no tengo conciencia real, de que los Genios puedan o deban servir a las primorosas damas en apuros… A estas “chiquillas”, las suelen ayudar gentiles “caballeros” que extrañamente pasan por su lado en el momento justo en que ellas lo necesitan. ¿Raro no? Esta reflexión está tomando un carisma un tanto extravagante. Les recuerdo que los análisis “sociológicos”, de situaciones surrealistas, descritos por una creativa delirante, solo pueden seguir este tipo de secuencias. Es absolutamente normal. No hay que preocuparse.

Bueno, que me desconcentro… Vamos al grano dijo la hormiga… Dentro de este microcosmos, podemos encontrar también especímenes hembras que ostentan la capacidad de satisfacer los deseos ajenos. Uf, como suena esto…

Pongamos por ejemplo el caso de Jenny. Jenny una joven y guapa muchacha que vivía dentro de una botella en el desierto. Salta a la fama el día en que un capitán, encuentra la botella y se la lleva a su casa. Estoy hablando de una serie para la televisión de los años setentas cuyo nombre es: “Mi bella genio” (I Dream of Jeannie). ¿La recuerdan? Busquen en el inconsciente que seguro la tienen registrada. Pero yo me pregunto ahora, ¿qué hacia esta buena muchacha día y noche? No trabajaba, no leía, no estudiaba, no tenía amigos, ni familia, ni inquietudes propias. Su función vital era simplemente satisfacer los deseos de su “amo”. Uffff… Menuda vida… Y para toda la vida… Y valga la redundancia…

Esta última cuestión me hace reflexionar. Los Genios masculinos, sólo otorgan tres deseos. Ojo, sólo y únicamente, tres deseos. Una vez finalizado su trabajo, emprenden nuevos rumbos. Es decir, y por sí aun no está del todo claro, se marchan de tu vida. Por su puesto, con todo lo que eso implica para tu persona y para la suya. Pero en el caso de nuestra bonachona Jenny, su capacidad de servicio, no estaba subordinada a este estricto reglamento. Ella siempre estaba disponible, por días, meses y años. Uffff, ¿Y esto? ¿Cómo puede ser? ¿Estaremos frente a una idea concebida y condicionada por nuestra cultura patriarcal? Llegando a este punto, me voy a permitir plantear una hipótesis al respecto. ¿Preparados? Aquí la dejo plantada:

Hipótesis número uno sobre Genios y Hadas Madrinas

“El grupo humano de utilidad pública y de ayuda a la comunidad, formado por Hadas Madrinas y/o Genios, solo sirve a intereses culturales machistas”.

Hasta este preciso momento, nunca lo había pensado… Vaya… Lo que se puede descubrir cuando una necesita ayuda…

Bueno si mal no recuerdo, todo este rollo empezó cuando solicitaba la ayuda de un Hada Madrina. Pues eso, ¿alguien conoce alguna? ¡Ah!, y sí no sirve a este oscuro tipo de intereses, mejor. La necesito urgentemente. 😉

Anuncios