Exprimiendo nuevas ideas

Estimadas Rukitas y Rukitos de Colores, en este rinconcito hemos tenido una semana repleta de sorpresas…
Tatatachan…. ¿Qué será, será…?

Shhhh… silencio…  seguimos exprimiendo ideas… 😛

Saludicos de colorines colorados.

Ruka  de Colores by Vero Tapia ©

Diario de un adolescente y la madre que lo parió

Estimados Rukitos y Rukitas de colores. Por fin vuelvo al mundo virtual. Perdonen la ausencia pero otros proyectos me tenían secuestrada. Auch…

Antes de continuar con este nuevo delirio creativo les quiero agradecer de todo corazón, las visitas que me hacen junto a las palabras y sonrisas que me reagalan.

¡¡GRACIAS RUKIT@S DE COLORES!! ¡¡SON LO “MÁS” MEJORRR DEL MUNDO MUNDIAL!!

Las hormonas siguen rondando mi sesera. No lo puedo evitar. Cuando una idea se me mete en la “azotea” los pajaritos de colores que en ella habitan, no me dejan olvidarla hasta que ese pensamiento se transforma en un episodio tangible de mi bitácora de vida. Así funciona mi cocorota… Nuevamente les digo: “No lo puedo evitar”… ¿Seré tal vez un pichintún obsesiva?

En entradas anteriores les había contado que comparto mi vida con “cachorrito” que me succiona los momentos y los momenticos… Pero la novedad del día, y primicia de primicias este martes 13 de diciembre, es que también comparto mi vida con un adolescente quinceañero… bueno casi, casi, quinceañero…

No suelo hablarles de mi misma, pero ya es hora de desmelenarme y hablarles “a calzón quitao” (como bien dicen en mi tierra): Soy la madre que los parió.

Y como “madre que los parió” tengo muchas historias que contarles. Por eso he pensado en crear esta especie de diario de las cositas que me pasan en el día a día. Si bien se sabe que es duro ser madre de un cachorrito, es aun más duro poder compaginarlo con la grave explosión hormonal de un adolescente quinceañero… Ups… Aun no sé sí me encuentro preparada para este doble desafío… En fin… Pueden opinar…

Con estas palabritas doy comienzo al “Diario de un adolescente, un cachorrito y la madre que los parió”.

Diario de un adolescente

PD: Cualquier parecido o semejanza con la realidad, es pura coincidencia… Es broma… Saludicos de colores 😉

Ruka  de Colores by Vero Tapia ©

Pensando en el día de la mujer

Estimadas argonautas, marineras, amigas, madres, hijas, abuelas, tías, educadoras, primas, hermanas, luchadoras, amantes, escritoras, cocineras, soñadoras, agricultoras y todas y cada una de las mujeres que se encuentran del otro lado de la pantalla, mi pequeño regalo para este día tan señalado.

No es lo mismo

Feliz domingo de colores. ❤ ❤ ❤

Ruka de Colores by Vero Tapia ©

Ideas que florecen

La semana pasada estuve en unas conferencias de “Miguel Ángel Santos Guerra“, que me gustaron mucho. ¿Le conocen?

Por sí no le conocen, les puedo contar que es un “Arcángel muy Guerrero”. 🙂

Mientras escuchaba atentamente sus hermosas palabras, pasó algo (in) esperado…

Ufff… lo debo confesar… cuando me convierto en un alma receptiva a la escucha, en cursos, conferencias y reuniones, como por arte de magia, mi libreta se repleta de dibujos… No es la primera vez que me ocurre… Una vez, estando en una importante reunión, propusieron a mi persona a que preparase el acta de la misma. Elección y propuesta motivada por: “La gran cantidad de apuntes y la atención que había prestado”… Upsss… Ese día me puse muy, pero muy “colorá”, y lo tuve que confesar abiertamente…Todos los magníficos apuntes eran simples dibujos…

Suelo comenzar bien. Empiezo por escribir lo esencial, pero pronto llegan “las musas inspiradoras” que se entrometen e imprimen sus delirios creativos en mi reducido espacio en blanco… Son capaces de rellenar ese aséptico rinconcito con su alegría y su característico salero.

Pero en esta oportunidad ocurrió algo diferente…

Cuando llegué por la noche a mi “Ruka de Colores” y empecé a recapitular todo lo ocurrido durante la “mística” sesión, me dí cuenta que “Don Inconsciente” había apartado a las delirantes musas, y había puesto en el blanco y pulcro folio, un sello de combate “angelical”. Para mi sorpresa no era una imagen cualquiera la que en esta ocasión tenía entre mis manos… Era una metáfora de como las ideas, sueños o pensamientos pueden llegar a florecer.

¿Casualidad o causalidad? 🙂

Ideas que florecen

Ahora me pregunto. ¿Habrá plantado el arcángel una semillita en mi cerebro? 😉

Ruka de Colores by Vero Tapia ©